top of page
Buscar

La habilidad del Public Speaking y cómo no morir en el intento




¿Te has quedado mudo/a al momento de enfrentarte a un público? Es común que así nuestra profesión no exija está constantemente dirigiéndonos a un público, hemos vivido situaciones donde debemos exponer algún proyecto, idea o punto de vista frente a una cantidad de personas de tu entorno profesional.

Antes de querer huir de este tipo de situaciones que tan vulnerables nos hacen sentir en ocasiones, te queremos contar por qué debes trabajar bastante en esta habilidad y qué ventajas puede traer para ti.


-Tener un buen manejo de tu oratoria te pondrá sobre la mesa muchas otras posibilidades de crecer profesionalmente. Será más fácil que tus opiniones sean tomadas en cuenta, al atraer a más personas con tu discurso podrás ampliar tu network, conseguirás más y mejores entrevistas laborales, entre otras…


-Saber hablar en público mejorará tu autoestima y autoconfianza, pues al ponerlo en práctica cada vez más perderás el miedo a hacerlo y poco a poco sentirás satisfacción de ver cómo has logrado algo que antes te atemorizaba.


-Tendrás más capacidad investigativa, ya que al dirigirte a cualquier público primero debes tener dominio sobre el tema del cuál estás hablando y para ello a veces es imprescindible preparar el tema con base en información científica o comprobada.


Ahora bien, el Public Speaking no siempre es algo innato y si quieres ser de los mejores oradores para cautivar a tu público es necesario trabajar en ello así hayas nacido o no para esto. Es importante que hagas una autoevaluación de cómo lo haces, sea grabándote o mirándote en un espejo, sé muy detallista en la forma en la que mueves tu cuerpo, qué postura adoptas y otros elementos como tu voz, tu prosodia y pronunciación.


Piensa si al ver a alguien expresarte como tú lo haces de verdad captaría del todo tu atención. ¿Ya tienes respuesta a esto? Entonces es hora de que hagas un paralelo de qué puedes corregir y si tú fueras tu público, cómo te llamaría la atención un orador. Recuerda que lo importante es saber el tono que usas para dirigirte a tu público, tú expresión corporal y por su puesto el conocimiento que tienes sobre la materia.


Deja atrás tus miedos y comenzarás a notar lo alto que puedes volar.




Referencias.



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page