Buscar

¿Qué pasa si mi trabajo me llena, pero necesito un descanso?



La felicidad laboral, más que un ideal, es algo que es posible alcanzar. Todos hemos deseado la satisfacción laboral que obtenemos al estar desempeñando un rol que nos apasiona, especialmente si es una empresa en la que nos gustaría trabajar.

Son muchos los factores que para nosotros define la felicidad laboral, por ejemplo, estar desempeñándonos en un sector o ámbito laboral que nos interesa, desarrollar actividades que nos motivan y nos gustan e incluso trabajar de la mano con colaboradores que son afines a nosotros. Por otro lado, también existen otros factores que influyen y estos son desde la perspectiva de la empresa: qué beneficios ofrece esta al empleado, cómo es el ambiente laboral, si las condiciones de trabajo son dignas, entre otras. Todo esto que mencionamos, en conjunto, puede hacer que de verdad hayamos encontrado la felicidad laboral que habíamos esperado anteriormente.


Sin embargo, es importante reconocer que en todo entorno laboral existen condiciones adversas o dificultades, pero si en verdad sentimos que vibramos con lo que hacemos sabremos que esto no es inconveniente y muchas veces sabremos salir adelante. El obstáculo puede llegar cuando esas situaciones nos impiden avanzar, ahí debemos analizar si lo que necesitamos es un descanso corto para volver a encontrar calma y conectarnos nuevamente con nuestro propósito, o si la solución a esto es cambiar de trabajo.


Si bien hay una frase cliché que recita “es un mal día, no una mala vida”, esto mismo se puede aplicar al trabajo; veremos que se presentan situaciones que muchas veces nos bajan el ánimo, pero no son detonantes para tomar una decisión de cambio y por otro lado, hay entornos en los que al principio nos pudimos haber sentido felices y después de un tiempo ya no estamos en la misma sintonía debido a muchos factores. Analizando todo esto podrás determinar si necesitas unas vacaciones o si definitivamente sientes que te vendría bien comenzar la búsqueda de trabajo.




No significa que debas empezar desde cero ni que debas comenzar a buscar un nuevo propósito. Las personas maduramos y muchas situaciones cambian, por ende, tu propósito será el mismo, pero como en las montañas rusas, la vida laboral y personal se comporta de manera variable, tú tienes que analizar en tu vida situaciones de carácter personal, familiar o laboral y mira si necesitan un nuevo aire que te permita explorar nuevas cosas y evolucionar para buscar con esto mejorar tu bienestar.



12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo